Adios.

lunes, 21 de diciembre de 2009



Queridos amigos y familiares:
El tiempo ha sido duro conmigo, atorando mi corazón como nunca jamás lo había hecho.  Mis gritos de dolor, no escuchados. Todos los días son viento.  Fuertes al principio, luego muertos y  lentos, cargados  de ideas estúpidas de felicidad. El hombre está condenado a morir.  En el mundo, todo es cruel, no hay salida. Que vas a dejar de sentir, de soñar, de llorar, de oler, de oír, de decir, de mirar, basta de  esperar. Ha llegado el momento. “Esto se acabó”.  Y  todo sucede cuando menos te lo esperas, será un permanente estar  “feliz”, “alegre”, “contento””disfrutando” “soñando”.
¡La felicidad! Es un invento humano para hacernos creer que existe. Es insulso, insípido para nuestra inteligencia. Nos hacernos inconformistas de nuestra propia felicidad.  La que rezuma las operas de las flores, de las hojas, de la vida, de los sueños, de los sentimientos, del devenir... 
¡Qué paradoja! ¿ La felicidad inventada contra la felicidad cotidiana?  Antes que venga alguien a quitarme mi superficial  felicidad cotidiana, acabaré con esto.  Prefiero la muerte y el morir como quiero. Morir y en el momento en que lo desee, y cuando menos  lo esperes, cuando tenga la felicidad susurrándome a mi oído.  Ven Muerte y  llévame.
Me despido.  Para que no os apenéis.  No lloréis, no lamentéis. Para que sepáis que yo elegí este camino.
Tú lees y yo soy ya un ahorcado.
Ya no existes, ya no existo…

9 Pronombres.:

Silencios diciembre 21, 2009  

Te aplaudo Fete, de principio a fin.
Pero te pierdes entre bosques .... luego te oigo respirar muy fuerte y me aproximo a ti, casi cuerpo con cuerpo, cuando vas muriendo en el mar de gusto amargo y raro, como la felicidad. Eternamente preso de las cadenas, seseñas las distancias desmintiendo la tenaz anatomía cuando la muerte tarde desdeñas.

Fete te quiero temprano

Martín diciembre 21, 2009  

Excelente, soberbio y excelente.

Saludos.

Ardilla Roja diciembre 21, 2009  

No sé qué te pasa, pero desear la muerte ha de ser el último recurso.
Vamos, creo yo

Tu vecina diciembre 21, 2009  

Flipando Fete, flipando me dejas

Reflexiones de Emibel diciembre 21, 2009  

Es una delicia leer textos como éste.
Textos donde permites sentir, donde puedes palpar los silencios.

Cuando somos felices no pensamos en morir pero qué es la felicidad? momentos consecutivos de bienestar? porque la felicidad no es continua siempre hay entornos oscuros que acechan
Besos

FABIA diciembre 22, 2009  

Buen comienzo, si señor, como no podia ser menos. Besinos genio.

Montxu diciembre 22, 2009  

Me dejas un terrible sabor de voca, si he de esperar a ser feliz para poder morir con ella (felicidad) mucho me temo que seré inmortal.

Excelente texto Fete.


Agur un saludo.

ANGEL VIRGILIO enero 03, 2010  

No es que critique la manera de desear la muerte, todos tenemos ese momento depresivo en que la llamamos, acaso será ese llamado sincero. Dice el refrán no es lo mismo llamarla que verla venir jajajaj.
Actuamos como niños malcriados, creemos merecerlo todo y medimos la felicidad en relación a ese concepto, entonces se pasan desapercibidas cosas grandes e interesantes que no le damos la menor importancia, y que tal vez podrían ser la que nos llenen a cabalidad. Prueba de esto es que las cosas que en nosotros no funcionan en otros son el despegue a la consecución de sus más caros intereses. Hay que morir de pies, los ojos buscando a todo lado por si a la oportunidad le da con visitarnos no diga que la ignoramos.

anjali marzo 02, 2010  

No se si si llegaras a leer este comentario hecho un poco a destiempo. Estaba repasando las entradas antiguas y me llamo especialmente la atención.

Por mis convicciones espirituales no sería capaz de llegar a ahorcarme, pero si he llegado a tutearme con la muerte casi con ansia de seguirla, por el astio que siento de permanecer en esta vida.

Después de determinados acontecimientos que me han sucedido últimamente creo que ni siquiera a desear la muerte tengo derecho, la vida es don y hay que vivirla.

¿Que es la felicidad? La felicidad es tan solo un estado de la mente, producida por determinados estimulos externos que producen una reacción que nos da un placer momentaneo al que llamamos felicidad. Es efimera, pasajera, caprichosa, personal y no tiene nada que ver con la autentica
"FELICIDAD".

Publicar un comentario

Llena los pronombres.

Escritores

  © Blogger template Brownium by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP